Sin Recargo: +1 800-933-1212

Tel.: +1 212-683-3800

Involucrados En Un Accidente Disputan La Situación De Una Luz Del Semáforo

Veredicto: $ 3,300,000

Fecha: 04/15/2010

HECHOS Y ALEGATOS

El 19 de Julio de 2007, un oficial de la policía de 43 años de edad y cliente nuestro, manejaba en dirección este de la Avenida Tremont, en El Bronx. Al tiempo que cruzaba la intersección de avenida de servicio de la autopista Cross Bronx, una camioneta tipo van lo embistió. El auto del demandante fue empujado a la banqueta, en tanto que los abogados sostienen que fue herido en el cuello y la espalda.

 

El oficial demandó al conductor y a la Biblioteca Pública de Nueva York, empleador y dueño del vehículo. El demandante sostuvo que el conductor fue negligente en la operación del vehículo. Posteriormente dijo que la Biblioteca Pública era responsable por las acciones del conductor. El oficial dijo que esperaba la luz roja en dicha intersección y posteriormente procedió a cruzar una vez que el semáforo le marcó la luz verde. Sostuvo que el otro conductor fue negligente por pasarse el semáforo y golpear su auto.

Por su parte, la defensa dijo que su cliente tenía la luz verde a su favor y que fue el oficial de la policía el que se cruzó la luz roja. Dijo que el demandante había provocado el accidente, al haber bloqueado su paso, dejándole sin ninguna opción más que chocarlo.

 

DAÑOS Y HERIDAS

Quiropráctico, fusion lumbar, disco herniatado, laminectonomía, tarapia física.

El demandante fue trasladado a la sala de emergencia por uno de sus compañeros que se encontraba en la escena del accidente. Adujo tener dolores de espalda y nuca e inicialmente perdió algunos días de trabajo. El demandante comenzó con un tratamiento con un quiropráctico y terapista físico, lo que ocasionó que perdiera un mes de trabajo. Una vez que retornó a sus actividades, dijo que el dolor continuaba. Una tomografía reveló que tenía una dislocación en el disco L5-S1. Posteriormente fue sometido a una laminectomía en el lumbar, por lo que tuvo que dejar su trabajo por otro mes. Posteriormente, el demandante regresó a sus labores, aunque esta vez realizando trabajos únicamente de oficina por espacio de cuatro anos. En 2009, el oficial fue sometido a una fusión espinal, debido al dolor y la incomodidad. El demandante perdió otros dos meses de trabajo para luego retornar a su trabajo con la misma limitación física.

El oficial sostuvo que luego del accidente no pudo practicar la pesca y el basquetbol y fue restringido a hacer labores caseras. El demandante buscó compensación por los daños ocasionados en el pasado y ocurrirán en el futuro.

La defensa sostuvo que la dislocación de la hernia del oficial no tenía nada que ver con el accidente. Dijo que el oficial había estado en servicio desde 1994 y que los problemas en su espalda era una condición degenerativa preexistente. Dijeron que el oficial no había ido a una prueba para diagnosticarlo.

 

RESULTADOS

Después de concluido el caso del demandante, las partes llegaron a un acuerdo, en el cual el seguro de la defensa acuerda pagar $3.3 millones.