Sin Recargo: +1 800-933-1212

Tel.: +1 212-683-3800

Accidente De Auto Debido A Un Problema Con La Luz De Un Semáforo

Veredicto: $ 10,000,000

Fecha: 05/19/2010

Abogados demandantes: William Schwitzer, William Schwitzer & Associates, New York, NY

Abogados defensores: Roger P. McTiernan, Barry, McTiernan & Moore, New York, NY

 

HECHOS Y ALEGATOS

El 30 de mayo de 2007, la demandante Josephine Pantaño, de 77 años de edad, conducía su auto sobre la Avenida Bath, muy cerca de la avenida 27, en la sección de Bensonhurst. Mientras la mujer cruzaba la intersección, su vehículo fue golpeado en la parte derecha por un autobús de la MTA que era manejado por Jimmie Irizarri y que conducía sobre la avenida 25. Pantaño dijo que había sufrido heridas fuertes en el pie y la nuca.

Pantaño demandó a Irizarri y a su empleador, la Autoridad de Tránsito de la ciudad de Nueva York. La mujer sostuvo que Irizarri fue negligente al momento de operar el autobús. Posteriormente dijo que la Autoridad de Tránsito de Nueva York era responsable por las acciones de Irizarri.

Pantaño sostuvo que la luz verde del semáforo le había permitido avanzar sobre la intersección, al tiempo que seguía a otro conductor que había ingresado a la intersección. Sostuvo que Irizarri ignoró la luz roja. Pantaño explicó que no pudo evitar el choque. Irizarri sostuvo que la luz verde le permitía ingresar a la intersección. Sin embargo, durante una minuciosa examinación de los hechos y al escuchar las versiones de los testigos, la conductora del autobús dijo no estar segura del color de la luz del semáforo.

 

DAÑOS Y HERIDAS

Reducción cerrada. Reducción de la movilidad fractura de la ferula, pierna, tibia, terapia física, colocación de clavo.

Pantaño registró fractura de una de sus vértebras y fractura en el pie y tibia. La mujer fue colocada en una ambulancia y transportada a un hospital. La fractura de su cuello fue atendida a través de un procedimiento quirúrgico, que incluyeron tornillos y platos. Las fracturas de su pie derecho fueron atendidos mediante la colocación de un dispositivo. La mujer tuvo que ser hospitalizada por cuatro semanas, pero los doctores determinaron que las fracturas de su pie derecho no habían sellado adecuadamente, por lo que ordenaron otras seis semanas en completo reposo. Pantaño debió acudir a terapias físicas por más de 18 meses.

Pantaño dijo sufrir mucho por las heridas permanentes, entre ellos los dolores en la nuca y su brazo izquierdo. Además, su cuello perdió tanta movilidad que tuvo que verse obligada a utilizar bastón. Se sostuvo que previo al accidente gustaba de ir a bailar, pero que después del accidente no puede siquiera bajar las escaleras, ni mucho menos ejercitarse. Pero lo más importante era que no podía salir a bailar con su esposo. Agregó que los dolores en su cuello le impiden masticar adecuadamente los alimentos. Finalmente, dijo que una sesión de terapias y cirugías iban a ser necesarias.

Pantaño demando el pago de sus gastos médicos, haciendo un total de 10 millones por el sufrimiento durante el accidente y las secuelas que pudiese traer a futuro.

El abogado defensor dijo que Pantaño manifestaba una recuperación remarcable. Sostuvo que los problemas en su cuello se debían a su condición de artritis que venía presentando con anterioridad y que incluso el dolor se encontraba en una zona muy diferente a aquella en donde supuestamente ocurrió en el accidente. Dijo también que su pie derecho se encontraba completamente restaurado.los testigos, la conductora del autobús dijo no estar segura del color de la luz del semáforo.

 

RESULTADOS

El jurado encontró que los acusados eran culpables por el accidente, por lo que sugirió indemnizar a Pantaño por un monto total de 10 millones de dólares. La compensación debió hacerse de la siguiente manera:

$2,000 por costos médicos a futuro.

$3,000,000 por el dolor y sufrimiento

$5,000,000 Por el dolor y sufrimiento producto del accidente.

Total: $10,000,000